Lamentamos informar del cierre de Cotijazz Music School

No podemos seguir trabajando en este clima de falta de colaboración, desconfianza y persecución. 

 

Son muchos años lidiando con esta situación pero un proyecto de esta magnitud requiere de un ambiente de colaboración con el ayuntamiento que desgraciadamente no tenemos. Creamos el festival de jazz de Las Torres de Cotillas 2010 y son ya siete ediciones de auto gestión y auto financiación.

 

Año tras año solo encontramos, por parte del ayuntamiento, una insignificante ayuda que les permite ponerse la medalla de una trabajo que no han hecho y toda una batería de falsas promesas, incumplidas con total impunidad, trabas e impedimentos sin sentido que aparecen en el último momento que ponen en peligro todo el proyecto, creando incertidumbre, indignación y desgaste en nuestro equipo, para unas actividades que nos cuestan mucho trabajo y a menudo dinero de nuestros bolsillos.

 

La gota que ha colmado el vaso ha sido la siguiente; a principio del curso se produjo el robo de un radio-CD que estaba en el geronto-gimnasio del centro vecinal de la Florida donde estábamos desarrollando la actividad de la Escuela. Nosotros ya estábamos teniendo problemas con una pandilla de chiquillos del barrio que entraban a hurtadillas para jugar con los aparatos de esa sala. A raíz de ese acontecimiento la concejala y yo nos citamos para hablar del tema. Nos vimos allí en el centro y estuvimos hablando del problema que estábamos teniendo con ese grupo de niños. Le comenté que para nosotros era imposible estar en la planta de arriba y tener que bajar a abrir la puerta a cada momento por que no disponíamos de personal y un profesor que tiene a 6 o 7 niños a su cargo no puede estar bajando a abrir la puerta dejando a los niños solos e interrumpiendo la actividad a cada momento. Así que le sugerí que la mejor forma de atajar el problema era poner un interfono, como los que hay en cualquier vivienda, que permitiese abrir la puerta desde arriba. Por supuesto no hicieron nada al respecto. Unos meses después me llama uno de los profesores  para informarme  de que, al terminar la jornada, habían encontrado un cable de televisor en la puerta y que al mirar se dieron cuenta de que habían robado la televisión. Al día siguiente me llamó la concejala para pedirme que pusiese la denuncia. No tuve ningún problema en hacerlo, limitándome a poner lo que el profesor me había contado. Tras el robo de la televisión dimos de alta a un trabajador que estaba en la portería todas las tardes llevando la sostenibilidad económica del proyecto al límite. Ahora nos acusan de no haber velado por la integridad del edificio por que debíamos  mantener las puertas cerradas y ateniéndose a una cláusula del convenio nos reclaman el pago de 649€. Me parece un despropósito y una injusticia, y ya no puedo más. 

 

Hemos dotado a las instalaciones de todo el material necesario y requerido para realizar la actividad por valor de cerca de 20.000  (desde instrumentos musicales y material de acondicionamiento acústico a seguros de robo, responsabilidad civil, asesorías laboral y contable, internet, etc.). Hemos dado servicio a unos 75 alumnos y hemos generado 5 puestos de trabajo, cuatro profesores autónomos y un auxiliar administrativo dado de alta. Además de un equipo de gestión que, además de poner dinero e instrumentos,  nos hemos dejado la piel trabajando muy duro todo el año sin ningún tipo de remuneración.  En fin, se acabó. Ya no podemos más.

 

 

 

Curro García

Presidente y fundador de la Asociación sin ánimo de lucro COTIJAZZ


Nos gusta...